domingo, 1 de mayo de 2016

Visitar Chernobyl 30 años después de la tragedia


Visitar Chernobyl 30 años después de la tragedia



Se han cumplido 30 años de la mayor catástrofe nuclear de la historia. El 26 de abril de 1986 y tras un ensayo nuclear con una cadena de sucesivos errores, se produjo el accidente de Chernobyl, el reactor número 4 de la planta nuclear explotó liberando a la atmósfera una cantidad de energía nuclear cientos de veces superior a la bomba de Hiroshima. A la 1:23 de la madrugada se hizo de día en Prypiat. Convirtiéndose en la tragedia humana y ecológica más grande de todos los tiempos.



Foto: Diana Markosian 


Durante los días posteriores a la explosión las poblaciones cercanas fueron evacuadas, casi 100 mil personas se fueron de sus casas para no volver jamas.
Quedando en la central únicamente bomberos y liquidadores, que murieron en los días y semanas posteriores como consecuencia de la radiación. Las autoridades soviéticas evacuaron la zona pero no dijeron nada para que no cundiera el pánico entre la población, tampoco se quiso suspender el desfile del 1 de mayo en Kiev, cosa que resultó fatal para la salud de muchas personas. El secretismo era total.




Las primeras señales de alarma saltaron en una central nuclear de Suecia donde un día después del accidente se encontraron partículas radiactivas en las botas de varios trabajadores. Los investigadores suecos después de determinar que no había ninguna fuga en sus centrales, estudiaron los vientos y corriente y dedujeron que provenían del Este.


La radiación no sólo se extendió por Ucrania, la nube tóxica afecto mucho a Bielorrusia y Rusia, llegando a Suecia, Finlandia y al resto de Europa, incluso a Irlanda, llegando a dar la vuelta al mundo.

 


En la actualidad aún viven cinco millones de personas en áreas contaminadas, la pobreza en Ucrania y la falta de recursos han hecho volver a la zona a muchas personas consumiendo alimentos, plantas y leche que proviene de animales que comen pastos contaminados lo que puede provocar cáncer y otras enfermedades, no solo en las generaciones actuales, también en las generaciones futuras.


El gobierno de Ucrania se encargaba de proporcionar alimentos y especialmente leche para los niños, traídos de otras zonas de Ucrania, la crisis y guerra en el país, han agudizado su mala situación económica y es mucha la gente que ha preferido tomar alimentos contaminados a morir de hambre.





Ucrania tiene prohibido exportar animales de caza, ya que no existe un control sobre los animales salvajes y han llegado a Alemania y a Austria jabalís con un indice radiactivo superior al normal.


Prypriat era la ciudad soviética modelo, con grandes bloques de viviendas, colegios y parques, desde hace 30 años en una ciudad fantasma, donde el tiempo se paró aquel 26 de abril y ahora se ve alterado por los animales salvajes que la han vuelto a habitar y por algunas excursiones para visitar la zona.






Hay varias empresas que se dedican a hacer estas visitas de un día a la zona de exclusión de Chernobil, las hay incluso de 2 días! El último año llegaron a visitarlo más de 18.000 personas.

Nuestro amigo y colaborador para este post, Michał Wieremiejczyk, hizo la excursión desde Kiev con Chernobil-Tour y fue para él una experiencia realmente impactante y única. 






Los requisitos para realizar la visita a Chernobil es que seas mayor de edad y no te salgas de la ruta marcada por el guía. Te proporcionan un medidor Geiger para que puedas ver en todo momento si estas bajo los niveles de peligro. Aunque no olvidemos que la radiación es invisible y puede ocurrir una contaminación externa, contacto o roce con un material contaminado, e interna, que se trague o se respire algún elemento. Por ello está prohibido tocar ningún objeto o planta durante el recorrido y se deja muy poco tiempo para hacer fotografías en los espacios cerrados como la escuela de primaria.


 

hasta 0'25 es lo recomendable


Michał nos contaba que hay que ir a Chernobyl antes de que pasen más años y vayan más visitantes, porque muchos de estos están llevándose objetos abandonados como hojas y libros del colegio abandonado... ¿¡¡Personas llevándose material radiactivo a su casa!!? 

Una cosa es hacer la visita, que aunque aparentemente no sea peligrosa, no olvidemos que hay material radiactivo para un mínimo de 600 años a un máximo de 24.000. Y otra cosa es llevarse la radiactividad a casa! 

De hecho, no todos los tours lo dicen, pero es recomendable que te deshagas de la ropa con la que has hecho la visita, por si durante el trayecto o al entrar a algún lugar te ha rozado algo que se haya podido impregnar las prendas o hubiera un cambio de viento.

 


Visitar o no Chernobyl es una decisión muy personal, yo no se si lo haría, a día de hoy probablemente no. 

Seguro que los más valientes, como nuestro amigo Michal, disfrutáis de una experiencia diferente y única, una absoluta ciudad fantasma, congelada en el tiempo. 
Seáis más o menos valientes, no podemos olvidar que el reactor sigue emitiendo radiaciones y se está construyendo un nuevo sarcófago, ya que el otro estaba dañado y llegó incluso a desprenderse un trozo por acumulación de nieve. Estamos ante el mayor accidente nuclear de la historia y un veneno invisible sigue cubriendo parte de la zona. 
El turismo responsable y la salud son lo más importante.



Al fondo, construcción del nuevo sarcófago para el reactor 4


Aquí os dejamos otros links de empresas que organizan tours a Chernobil.

-Chernobyl Welcome - tours a Chernobil en castellano 
-Solo East Travel - Organizan visitas a Chernobil desde Londres, Bruselas o Berlín entre otros sitios, con enlace en Kiev.




Os dejamos el documental de Iker Jimenez sobre el accidente de Chernobil, "La Noche del Fin del Mundo"







Y vosotros ¿visitaríais Chernobyl?




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...